Seguridad al pagar con el móvil
Publicado por: Álvaro Iborra
abril 11, 2023

¿Es Seguro Pagar con el Móvil? | Divilo.io

¿Es seguro pagar con el móvil?

A la hora de pagar con el móvil, hay clientes que están a favor y otros a los que les asusta la idea, en parte por miedo. Si te preguntas si es seguro pagar con el móvil, en la siguiente guía te contamos todo lo que necesitas saber para salir de dudas y sentirte más cómodo cada vez que tengas que hacer este tipo de pagos.

Pagar con el móvil ¿Es seguro?

En los últimos años, pagar con el smartphone es una práctica que vemos cada día y que se ha extendido mucho, entre los jóvenes y entre los no tan jóvenes. Al fin y al cabo, sustituye a la tarjeta de crédito o de débito, porque ahora puedes introducirla directamente en tu móvil para pagar con ella, sin ni siquiera sacarla de la cartera.

Su comodidad y practicidad, ha provocado que ya sea una opción popular para muchos consumidores que buscan una forma rápida y fácil de realizar este tipo de transacciones. Pero, ¿es seguro pagar con el móvil?

Esta es la duda que tienen muchas personas que todavía no se atreven a pagar con el smartphone. A continuación, lo analizamos, para que te quedes más tranquilo:

¿Cómo pagar con el móvil? ¿Cómo funciona?

A veces nos da miedo lo desconocido porque no sabemos cómo funciona. Por ello, antes de nada creemos que es importante entender cómo funciona el pago móvil, para el cual necesitas un smartphone con el chip NFC activado.

El pago móvil se realiza mediante una aplicación o wallet en el smartphone, lo que permite al usuario almacenar información de pago, como tarjetas de crédito o débito.

Luego, el usuario puede usar esta aplicación para realizar transacciones en tiendas físicas, sin necesidad de sacar la tarjeta del bolsillo. 

Esto es realmente cómodo y práctico, dado que puedes realizar estas transacciones con apenas un par de toques en la pantalla del móvil. Incluso puedes personalizar algún gesto o hacer una combinación de teclas. Por ejemplo, en iPhone, si pulsamos doble clic en el botón de encendido aparecen las tarjetas para pagar (tienes que haberlas introducido en Cartera previamente).

No solamente es más rápido y fácil que sacar una tarjeta de crédito o débito física, porque no tienes que sacar la cartera del bolsillo ni tampoco recordar el pin. Además, el pago móvil a menudo ofrece opciones de seguridad adicionales como la autenticación de dos factores, que contribuye a segurizar las transacciones.

Como con cualquier forma de pago, existen riesgos asociados con el pago móvil que es importante que conozcas. Los vemos a continuación.

¿A qué riesgos te expones?

Aunque si se siguen buenas prácticas es seguro pagar con el móvil, no está de más que los usuarios que optan por esta práctica tengan cuidado con la seguridad de la información de pago y del dispositivo móvil. 

Es decir, si pierdes o te roban el smartphone, la información de pago que tienes almacenada en él podría ser vulnerable a los fraudes. Por eso es importante protegerlo bien, con contraseña fuerte y doble autenticación, y tenerlo bien configurado, para evitar estos problemas.

Pero la pérdida o el robo del móvil no es la única preocupación, porque también pueden surgir nuevos tipos de ataques informáticos que lleven a los usuarios a descargar aplicaciones maliciosas. Si eso ocurre, estas apps podrían acceder a la información de pago almacenada en el dispositivo. 

Los usuarios que utilizan los pagos móviles también pueden ser víctimas de phishing, donde a menudo los delincuentes se hacen pasar por una empresa legítima para obtener información de pago o contraseñas. 

No obstante, estos peligros están a la orden del día en Internet. Es algo habitual. A pesar de estos riesgos, hay medidas que los usuarios pueden tomar para protegerse al pagar con el móvil. Por ejemplo, asegurarse de descargar aplicaciones de fuentes confiables y no hacer caso a emails o SMS que no parecen seguros.

En general, las empresas legítimas nunca piden información de pago o contraseñas por email o por mensaje de texto. Por lo que si recibes algo raro, debes comunicarte con la empresa antes para verificar la autenticidad de la solicitud. No sigas adelante.

También es importante que protejas tu móvil con una contraseña segura o un escaneo biométrico, como una huella digital o reconocimiento facial. Y, por supuesto, añade siempre opciones de seguridad adicionales como la autenticación de dos factores o la opción de pago con un solo uso. 

Si sigues estas buenas prácticas que te recomendamos, verás que es seguro pagar con el móvil. Ahora que conoces su funcionamiento, sus características y riesgos, ya estás listo para configurarlo en el móvil y empezar a disfrutar de esta forma tan cómoda y fácil de pagar. Una forma 100% segura, para que te quedes tranquilo.